La escalada de costos no da tregua a las compañías de transporte y las que cuentan con un departamento de logística importante. El precio del combustible es una preocupación para los transportistas: representa entre el 35 y 40% del costo total en traslados de media y larga distancia, según estudios de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac). En sus estadísticas el aumento de costos en 2016 fue de 37%. "En la medición iniciada hace 15 años es el segundo indicador más elevado, sólo fue superado por el de 2014", señaló Emilio Felcman, del departamento de Estudios Tributarios y Costos de Fadeeac.


La federación analiza la evolución del combustible, lubricantes, neumáticos, reparaciones, material rodante, personal, seguros, patentes y tasas, costo financiero, peaje, gastos generales (incluye alquileres; salarios de administración; servicios como luz, gas y telefonía).


Para afrontar estos constantes aumentos las empresas optan por incorporar tecnología software, optimizando recursos existentes y reduciendo gastos. Omnitracs Roadnet, a través de sus diferentes aplicaciones, permite reducir los items más críticos de la logística: personal, combustible, peajes, neumáticos, telefonía.


Si desea conocer más, por favor contáctese con un comercial de Planifi-k.